Saltear al contenido principal

El Día de las Américas tiene su origen en la primera Conferencia Internacional Americana de 1890 realizada en Washington, Estados Unidos, donde se creó una asociación entre países americanos llamada “Unión de las Repúblicas Americanas” la cual, a partir de 1910 se denominó Unión Panamericana.

Este día tiene categoría de evento internacional y se constituye en una oportunidad ideal para fomentar y propiciar, a través de la educación, la investigación sobre las naciones que conforman Las Américas, el reconocimiento y valoración de la diversidad de etnias, grupos, culturas, religiones.

La idea original de crear una asociación de Estados en las Américas se remonta a la iniciativa del libertador Simón Bolívar, quien con ese propósito convocó el Congreso de Panamá, que tuvo lugar en 1826.

Este día comenzó a celebrarse desde 1931, cada 14 de abril, en todo el Continente Americano, como forma de abrazar los ideales de paz, justicia social, solidaridad y hermandad, al entenderse como “Las Américas” al conjunto de los países que integran el continente americano.

También es propicio para fomentar las tradiciones que caracterizan a los pueblos americanos, creando conciencia para la convivencia pacífica y equitativa entre todos los integrantes de este territorio que constituye nuestro continente.

De igual forma, la conmemoración de este día contribuye a “reafirmar los ideales de paz y solidaridad continental que todos profesan, fortalecer sus lazos naturales e históricos y recordar los intereses comunes y aspiraciones que hacen a los países del hemisferio un centro de influencia positiva en el movimiento universal a favor de la paz, la justicia y la ley entre las naciones”.

El Día de las Américas simboliza la soberanía y la unión voluntaria en una comunidad continental.

Volver arriba