Saltear al contenido principal

El día 9 de abril de 1949, en el escenario del Teatro Independencia de la ciudad de Mendoza, el general Juan Domingo Perón clausuró el Congreso con una conferencia que expresaba la base filosófica de su pensamiento, a la que se tituló “La Comunidad Organizada”.

Dijo el General Juan Domingo Perón en el acto de clausura:

“El movimiento nacional argentino, que llamamos justicialismo en su concepción integral, tiene una doctrina nacional que encarna los grandes principios éticos de que os hablaré enseguida y constituye a la vez la escala de realizaciones, hoy ya felizmente cumplidas en la comunidad argentina”.

Los congresales escucharon las definiciones de nuestro líder, el Gral. Juan Domingo Perón acerca de “El hombre como portador de valores máximos y célula del ‘bien general’. “Hay que devolver al hombre la fe en su misión”, dijo el Presidente, tras lo cual desarrolló el núcleo de su teoría: “La comunidad organizada, sentido de la norma”.

Siguiendo a Aristóteles, el General sostuvo que “El hombre es un ser ordenado para la convivencia social; el bien supremo no se realiza, por consiguiente, en la vida individual humana, sino en el organismo super individual del Estado; la Ética culmina en la Política”. 

Esa comunidad, a la que se refiere, y a la que propone aspirar, “es aquella donde la libertad y la responsabilidad son causa y efecto, en que exista una alegría de ser, fundada en la persuasión de la dignidad propia. Una comunidad donde el individuo tenga realmente algo que ofrecer al bien general, algo que integrar y no sólo su presencia muda y temerosa”. 

Desde el IPLIDO de la UTHGRA hacemos nuestras estas palabras que forman parte de las ideas fundantes de la llamada Doctrina Peronista que es nuestra guía para construir y trabajar por una organización sindical que defienda los derechos humanos, la igualdad de oportunidades y la justicia social.

Volver arriba