Saltear al contenido principal

2016. Hija de una madre soltera, nació en el año 1959 en Trelew y siendo niña se mudó a Puerto Madryn.

Allí, con 13 años, comenzó a trabajar junto a su mamá en el restaurante “Caballito de mar”, donde ayudaba a los mozos en sus tareas. Siempre le gustó participar y aprender del oficio. “Si el otro pudo aprender, ¿Por qué yo no?”, se preguntaba Susana, quien entonces postergó sus estudios para colaborar con su familia e insertarse de lleno en el mundo de la gastronomía.

Hace 33 años ingresó como camarera en el hotel Tolosa de su ciudad, donde trabaja aún hoy.

Al poco tiempo de comenzar se acercó a nuestra organización sindical para cooperar con nuestras compañeras y compañeros, hasta llegar a formar parte de la Comisión Ejecutiva de la Seccional, donde hoy es Secretaria Administrativa.

En el sindicato – su segundo hogar- comenzó a capacitarse a través de diferentes cursos que puso en práctica para mejorar su actividad y su calidad de vida.

Entre tanto, formó su propia familia con su marido Miguel Ángel, sus hijos Natalia, Nadia, Ivana y Orlando, y sus siete nietos.

A Susana le tocó enfrentar lo más triste que puede ocurrirle a una madre, y así fue que tuvo que despedir a su hija Ivana. Este difícil y doloroso hecho, circunstancia que no le impidió seguir viendo toda la luz que había en su camino y siguió adelante, sin rendirse jamás.

Hoy, en sus días libres, que suelen coincidir con los fines de semana, Susana maneja un taxi.
Asegura que es una buena terapia y le ayuda a ejercitar la memoria.

Soñamos con que ese mismo vehículo la lleve a recorrer el país, uno de sus mayores anhelos.

Mientras tanto, sigue bregando en la tarea de lograr otro de sus grandes deseos: terminar sus estudios secundarios.

Porque si de algo está convencida Susana, es que nunca es tarde para volver a comenzar.

Querida Susana, en nombre de nuestra organización sindical, te entregamos este premio. Sos mucho más que una trabajadora hotelero- gastronómica: sos un ejemplo de mujer que nos inspira a todos nosotros. Muchas gracias.

Volver arriba