Saltear al contenido principal

2014. La misma se llevó a cabo durante el mes de Marzo de 2014, donde participaron compañeras y compañeros de distintos establecimientos gastronómicos; cuyos lineamientos generales de la misma fueron:

La violencia de género es una de las problemáticas más actuales y de mayor resonancia, cuyos indicadores se han incrementado de manera sustantiva, por ello, también es una preocupación que tenemos desde la organización. En este sentido sostenemos que es un compromiso del conjunto difundir y promover acciones en pos de brindar asesoramiento y acompañamiento a las personas que la sufren; teniendo como premisa que la información posibilita abrir canales para que las mujeres tengan la posibilidad de salir de esa situación.

En los últimos años Argentina ha avanzado de manera significativa en materia legislativa, planteándose un marco general para enfrentar las situaciones de discriminación desde la perspectiva de los derechos humanos, así como la necesidad de modificar los patrones socioculturales de conducta de varones y mujeres erradicando prejuicios y estereotipos que sostienen la idea de superioridad de lo masculino sobre lo femenino.

Durante el año 2010 fue promulgada en nuestro país la ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que éstas desarrollan sus relaciones interpersonales. Constituye un paso muy importante en la adecuación local a los estándares internacionales.

A partir de la sanción y reglamentación de esta ley, el Estado argentino considera la violencia contra las mujeres en un sentido integral como parte de una política de ampliación de derechos.

Si bien en la actualidad se cuenta con mas elementos en el plano de lo jurídico legal, las estadísticas demuestran que muere una mujer cada 30 horas en nuestro país, en su mayoría a manos de parejas o ex parejas de las víctimas.

En este sentido es que consideramos que es una problemática social de la cual debemos tomar partido y comprometernos desde los diferentes lugares de acción cotidiana, solo así, con un compromiso colectivo que involucre a hombres y mujeres podremos pensar en una sociedad libre de violencia, en particular contra las mujeres.

 

MARÍA GIALLEONARDO

Secretario General

UTHGRA La Plata

Volver arriba