Saltear al contenido principal

2017. Las asistentes al almuerzo del mes de abril de FAME tuvieron el placer de escuchar como disertante a la Canciller Susana Malcorra quien, en una charla amena y animada, compartió información acerca de las relaciones exteriores, la visión del mundo hacia el futuro y el impacto en nuestro país.

El mismo tuvo lugar en el Club Americano de Buenos Aires el 5 de abril del corriente año.

Asistieron a este evento más de ciento cincuenta mujeres: empresarias, ejecutivas, referentes estatales, educadoras y emprendedoras, entre otras. Pero el sector sindical estuvo representado por nuestra compañera María Susana Césari, Secretaria de Actas y Afiliaciones de UTHGRA y Secretaria Ejecutiva de nuestro IPLIDO de la UTHGRA, quien además representaba al área sindical del Foro de Mujeres del Mercosur.

La Canciller explicó que a través del tiempo, el tipo de trabajo varió sustancialmente. Muchos trabajos de mano de obra en la cadena de valor fueron desaparecieron debido al desarrollo tecnológico y la automatización, y se ha ido eliminando el trabajo manual, por lo cual es interesante desarrollar aquellos nuevos negocios que necesiten de nueva forma de empleabilidad.

En relación a las relaciones exteriores comentó que en este momento la Argentina está abriendo las puertas a relaciones inteligentes que puedan ser oportunidades para el crecimiento de nuestro país. El vínculo con el mundo y las relaciones exteriores deben ser elementos constructores y catalizadores. Las empresas saben que para que se produzca la transformación hace falta inversión, y para que la inversión se produzca hace falta confianza, y para que la confianza se produzca hace se necesita previsibilidad, y en ser previsibles se está trabajando fuertemente.

En su discurso, hizo referencia a los encuentros internacionales a los que ella asiste, en los cuales hay muy baja participación de las mujeres. Invitó a las presentes a presionar para la participación de la mujer, no solamente para cumplir con el 50% de inclusión cada género, sino para tener presencia en los lugares de poder, en los espacios de decisión, que son los únicos lugares para conseguir transformaciones.

La disertación fue muy amigable y la Canciller respondió preguntas de las presentes. Fue una gran oportunidad para conocer de primera mano sobre la posición de nuestro país respecto al mundo, como así también conocer a una mujer que nos representa con solvencia e inteligencia.

Volver arriba