Saltear al contenido principal

En el año 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) declaró el 12 de junio como Día Internacional contra el Trabajo Infantil con el propósito de dar a conocer el alcance del problema y promover iniciativas para erradicarlo, con la participación de los gobiernos, las empresas, los sindicatos, la sociedad civil, y las comunidades.

Al estar prohibido en la mayoría de los países, el trabajo de los niños -remunerado o no- se hace en forma clandestina, favoreciendo de este modo la explotación, el maltrato y el abuso.

Generalmente el trabajo infantil se encuentra en la economía informal,  y normalmente en las zonas donde los sindicatos y las organizaciones de empleadores son relativamente débiles o no existen.

Este año, el Día mundial contra el trabajo infantil y el Día Mundial de la seguridad y la salud en el trabajo se unen en una campaña conjunta para mejorar la seguridad y la salud de los trabajadores jóvenes y poner fin al trabajo infantil.

La campaña tiene como objetivo acelerar la acción para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 8, en particular la Meta 8.8 que busca promover un entorno de trabajo seguro y protegido para todos los trabajadores para 2030, y la Meta 8.7 que busca poner fin a todas las formas de trabajo infantil para 2025.

En nuestro Instituto tenemos un programa dedicado a la Trata de Personas, que es la forma que muchas veces asume el trabajo infantil, a través de la captación o secuestro de los niños y niñas para su explotación con fines laborales o sexuales. Muchas de nuestras familias se encuentran en zonas caracterizadas por un fuerte movimiento y rotación turística, debemos estar atentos a la presencia de este tipo de amenazas y ser, cada uno de nosotros, posibles agentes de prevención.

Volver arriba