Saltear al contenido principal

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres y continúa siendo para ellas la primera causa de muerte oncológica. En Argentina, se detectan alrededor de 18 mil nuevos casos por año y mueren unas 5.200 mujeres.

Hoy, Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de mama, recordamos la importancia de un diagnóstico temprano y de esta manera mejorar el pronóstico y la supervivencia.

La detección precoz tiene un 90 por ciento del éxito terapéutico asegurado, por tal motivo, es de suma importancia realizar los controles médicos de forma periódica. Asimismo, la autoexploración y la mamografía, a partir de los 40 años, resultan elementos clave en la lucha contra esta enfermedad.

Es importante llevar una vida saludable, desarrollar una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas, realizar ejercicio físico, no fumar y tener en cuenta el consumo responsable de alcohol.

No obstante, consultar al médico sobre los factores de riesgo que inciden en cada mujer, permitirá planificar una estrategia de prevención, teniendo en cuenta la edad, la frecuencia y el tipo de estudio indicado para cada mujer en forma particular. Además, es importante conocer el propio cuerpo y reportar al médico cualquier cambio en las mamas.

Nuestro IPLIDO de la UTHGRA, en conjunto con la OSUTHGRA, se adhiere a esta iniciativa reforzando las acciones para crear conciencia y sensibilizar a lo largo y a lo ancho de todo el país y promoviendo que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos.

Volver arriba