Saltear al contenido principal

Por su mural realizado en Santa Fe, en el marco del “5º Congreso Nacional Argentina y 3º del MERCOSUR – Cono Sur Contra la Trata y el Tráfico de Personas” – 19 y 20 Septiembre de 2014.

En esta ocasión hemos decidido reconocer la labor de la artista plástica Flor Olmos por su mural interactivo realizado durante el “5º Congreso Nacional Argentina y 3º del MERCOSUR – Cono Sur Contra la Trata y el Tráfico de Personas” – 19 y 20 Septiembre de 2014.

Allí Florencia Olmos presentó un trabajo que fueron completando las mujeres participantes. Un mural provocador, como solo puede hacer el arte y que produjo la maravilla, que también produce el arte, de develar, es decir sacar los velos sobre un tema tan duro como la trata de personas.

Flor Olmos presentó una gran superficie blanca con puertas apenas esbozadas, las mujeres que participaron de la creación, fueron completando esas puertas, según ellas las veían, en esa superficie donde sólo estaban sugeridas.

Nada mas enigmático que una puerta, un objeto tan simple ha ocupado siempre a los críticos . Todavía se debate si en las Meninas, el cuadro de Velazquez del siglo XVII una figura masculina, que está en una puerta de atrás,¿ esta entrando o saliendo? Porque ¿una puerta es para entrar o salir, o sólo para pasar?

Observando lo que dibujaron las mujeres el resultado tiene mucho que ver con el tema que nos concitó: la trata de personas.

Este delito por ser tan oscuro y prohibido, siempre crea múltiples enigmas. En ese mural de apariencia inocente, terminó por aparecer una visión del tema, quizás mas certera que muchos trabajos teóricos (Nunca mas cierto que una imagen expresa mas que cien palabras).

En esas cuarentas puertas Florencia Olmos y las mujeres que dibujaron, mostraron todos los aspectos de este delito: puertas que se abren hacia la luz, puertas que se cierran sobre la oscuridad, el inocente naranja de una puerta cerrada cuidadosamente contra todo mal, una chica, que imaginamos en la vereda, apoyada sobre una puerta gris que presagia peligro, o las puertas entreabiertas donde se vislumbran personajes siniestros golpeando a una víctima , hasta la que quizás, cierre la historia : simplemente una cortina donde se alcanza a ver una mujer en oferta.

El arte raramente se intente para ser útil pero en este caso lo fue, sin perder su maravillosa cualidad artística. Damos con orgullo y alegría este reconocimiento a Flor Olmos que aportó verdaderamente una visión nueva y creativa sobre el siniestro problema contra el que nuestro IPLIDO también está comprometido en la lucha.

Volver arriba